San Salvador. Viernes, 23 de diciembre de 2016. La Secretaría de Inclusión Social (SIS) finaliza el año 2016 con importantes logros en su trabajo dirigido a poblaciones en situación de vulnerabilidad,  entre ellas las mujeres, las personas adultas mayores y las personas Lesbianas, Gais, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales (LGBTI).

En el año que finaliza, la SIS profundizó su labor para beneficio de las salvadoreñas a través del programa Ciudad Mujer, gracias al cual en todo el 2016, se brindaron más  de 700 mil servicios a 300 mil 300 mujeres atendidas en sus seis sedes. Como parte de ese trabajo también fue posible extender el programa Ciudad Mujer Joven a los centros de atención en Santa Ana y San Miguel, lo que ha permitido alcanzar la suma  de 13 mil jóvenes (incluyendo las de las sedes de San Martín y Usulután) y adolescentes atendidas desde el año 2014, año en que se puso en funcionamiento el subprograma de Ciudad Mujer Joven. Desde el Módulo de Autonomía Económica, durante el 2016 se contribuyó con la formación técnica y vocacional de más de 9, 300 mujeres.

La alfabetización en derechos ha sido otra de las grandes tareas llevadas a cabo este año desde el programa Ciudad Mujer, especialmente en el área rural; ello ha permitido alfabetizar a 23,001 mujeres a nivel nacional, de las cuales 1,152 recibieron su diploma el pasado mes de octubre. Dicha alfabetización tiene como propósito empoderar a las mujeres en el conocimiento de sus derechos y proporcionarles las herramientas necesarias para que puedan exigir y demandar el cumplimiento y respeto de los mismos en todos los espacios donde se desenvuelven.

Las personas adultas mayores son otro gran segmento hacia el cual la SIS orienta su trabajo, por ello este año se hizo el lanzamiento e inicio del nuevo Diplomado en Geriatría, dirigido a personal del área de salud con el fin de contar con más profesionales sensibilizados y con conocimientos geriátricos para dar la debida atención a este grupo poblacional.

También se trabajó en la mejora de los centros de atención para personas adultas mayores, en el fortalecimiento de las capacidades y los conocimientos para personal de los diferentes hogares, en materia de cuidados para adultas y adultos mayores, y se presentó a la Asamblea Legislativa la iniciativa de ley al proyecto de Decreto Legislativo que contiene la Ley de la Persona Adulta Mayor, por instrucción del Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén.

Igualmente se promovió el asentamiento y otorgamiento de identidades de las personas de edad, a través de la difusión de la Ley Transitoria para facilitar el asentamiento de partidas de nacimiento de las personas adultas mayores.

Como en años anteriores, la SIS continuó realizando procesos de capacitación y sensibilización con funcionarios y funcionarias de instancias de Gobierno, en materia de derechos de las personas de la población LGBTI. Asimismo se llevó a cabo el proyecto de entrega de equipos, insumos y materia prima para el fortalecimiento de 15 emprendimientos productivos de mujeres lesbianas y trans, gracias a un convenio firmado entre la SIS y la Asociación Solidaria para Impulsar el Desarrollo Humano (ASPIDH). Tal proyecto fue posible, gracias al financiamiento de la República de China (Taiwán) y ha sido de gran ayuda para dignificar el trabajo de esta población que enfrenta muchas dificultades para incorporarse al mercado laboral.

A través de su División de Asistencia Alimentaria (DAA), la SIS también entregó este año 683 toneladas de productos alimentarios a más de 73 mil personas afectadas por diferentes tipos de emergencia.

Durante 2017, la SIS continuará profundizando su trabajo para facilitar servicios y atenciones con los cuales estas poblaciones pueden ejercer sus derechos y mejorar su calidad de vida.