San Salvador. Jueves, 14 de diciembre de 2017. La Secretaria de Inclusión Social, Vanda Pignato, presidió este día el acto de clausura de la segunda fase del Programa de Salud Bucal dirigido a usuarias de Ciudad Mujer con el que se ha logrado beneficiar a 382 usuarias de las seis sedes. El programa contó con el apoyo financiero del Gobierno de China (Taiwán) y fue ejecutado por especialistas de la Escuela de Postgrado de la Facultad de Odontología de la Universidad Evangélica de El Salvador (UEES).

El programa de Salud Bucal es un servicio innovador, mediante el cual Ciudad Mujer brinda servicios odontológicos especializados a mujeres de escasos recursos económicos con problemas de desnutrición o que han enfrentado algún tipo de violencia de género. Este esfuerzo se logró gracias al apoyo financiero de dos grandes aliados como son la Unión Europea para la primera etapa del programa; y del Gobierno de la República de China (Taiwán) en esta segunda etapa. Actualmente se desarrollan gestiones con cooperantes para poder dar continuidad a este programa.

La Secretaria Pignato expresó que la realización de este programa ha sido una gran labor destacando “es un trabajo en equipo que ha permitido mejorar la salud a las mujeres beneficiadas con este programa, no solo a nivel nutricional, sino también en su autoestima. Ahora pueden sonreír y reconocer que son sujetas de derechos”.

“Para la República de China (Taiwán) es un honor ser un cooperante para el programa Ciudad Mujer, conscientes de que el acceso a la salud es un derecho fundamental para cada persona sin distinción de raza, género o condición social. Nos sentimos satisfechos de saber que con este proyecto se ha contribuido a mejorar la calidad de vida de las usuarias”, manifestó la señora Embajadora de la República de China (Taiwán), Florencia Hsie.

Para esta segunda etapa del programa se invirtió un total de $358,100 logrando con ello brindar servicios de diagnóstico, tratamientos de encías, reconstrucciones, coronas, tratamientos conductos radiculares, extracciones, prótesis fijas, removibles y completas, entre otros. Asimismo, se les brindó alimentación y transporte, y de manera complementaria se les dio una garantía de tres meses en caso de necesitar ajustes o atenciones adicionales.

“Nos hemos identificado con este programa porque es un proyecto con un enfoque de derechos humanos que favorece y beneficia a la salud de las mujeres, elevando además su autoestima. Es por ello que la UEES se ha esmerado en brindarles un servicio con altos estándares de calidad como se merecen”, expresó el Rector de la Universidad Evangélica, Lic. César Emilio Quinteros.

Zoila Morena Quijada, usuaria beneficiada con el Programa de Salud Bucal, agradeció a la Secretaria Pignato y a la Embajadora Hsie por darles a oportunidad de ser incluidas en el proyecto, a quienes solicitó la continuidad del mismo para que más mujeres puedan ser beneficiadas.

El acto de clausura de la segunda fase del programa de Salud Bucal se realizó en las instalaciones de la Universidad Evangélica y contó con la presencia de la Excelentísima Embajadora de la República de China (Taiwán), Florencia Hsie; del Rector de la Universidad Evangélica, Lic. César Emilio Quinteros; del Presidente de la Junta Directiva de la Universidad Evangélica, Dr. Seth Mauricio Estrada, además de autoridades de la UEES, profesionales en odontología, usuarias del programa Ciudad Mujer, invitados e invitadas especiales.

Leer discurso